La Casa General y la Casa de Acogida Nazareth, están situadas en la localidad de Suba y pertenecen a la zona Episcopal de San Pedro.

 

El marco legal sitúa a la Casa de Acogida Nazareth en la Curia General, depende del Gobierno General de la Congregación y está integrada por las Hermanas asignadas a ella. Como toda comunidad, está constituida según lo establece el Derecho Propio. Está ubicada dentro del mismo contexto histórico de la Casa Sede del Gobierno General.

 

Está considerada como Obra Diversa, cuyo objetivo primordial es el de acoger y brindar atención a las Hermanas de la Congregación, como también a las personas que buscan espacios para el encuentro con el Señor, a través de retiros, convivencias, talleres y otros.

 

La Casa de Acogida quiere ser camino de vida y espiritualidad, de fe y de compromiso, para quienes buscan vivir su vocación cristiana: niños, jóvenes, adultos y personas mayores, cuando llegan a nuestra casa y a quienes se sientan llamados a vivir su compromiso bautismal a la luz de la Sagrada Familia de Nazaret.

 

En este primer Boletín Interprovincial de la Congregación, la Casa de Acogida nos comparte en síntesis las actividades más significativas en los meses de marzo, abril y mayo.

 

Miércoles de Ceniza.   En la celebración eucarística se nos invitó a vivir este tiempo en una actitud de constante conversión con la práctica del ayuno, la oración y la limosna.  Se nos exhortó a abstenernos de toda actitud violenta e injusta en nuestras palabras y obras para así generar un ambiente de paz en nuestra comunidad, en nuestras familias y colaborar con la paz en el mundo. Encomendamos a la Hna. Mireya Anaya, en su nueva misión en la comunidad de Dusseldorf, Alemania. 

 

Celebración de la Vida.El día 6 celebramos el don de la vida de nuestra hermana Luz Marina Gutiérrez. En la oración y en la Eucaristía, dimos gracias a Dios por su vida y vocación, y por su acción amorosa en su vida, y le pedimos le conceda la gracia de su fidelidad y santa perseverancia.

 

El 11 en la tarde, nos reunimos con la Casa de Formación del Noviciado para dar comienzo a la celebración de la vida de la Hna. Yalma Vicenta Jiménez M., compartiendo la cena, el brindis y la recreación. Dimos gracias a Dios porque celebrar el don de la vida y vocación cuando ésta se hace entrega generosa y alegre, nos ayuda a valorar el propio don que hemos recibido de parte de Dios.

El día 12, la celebración Eucarística y hacia el mediodía compartimos el almuerzo en la Casa General, con la participación de las hermanas novicias, en medio de un ambiente alegre y fraterno.

 

Segundo Domingo de Cuaresma.La Iglesia en la Liturgia nos ofrece para nuestra reflexión este tiempo Cuaresmal, como el tiempo privilegiado para el cambio, para la transformación, para la transfiguración. Nuestros rostros afligidos y culpables tienen que transformarse en rostros de alegría de amor y de servicio. El rostro de nuestro mundo tiene que transformarse también de injusticia en integridad, de odio en bondad y amistad. Tenemos miedo al cambio, y más si es a costa de nosotros mismos. Hoy Jesús nos muestra el camino.

 

Él vio cómo el sufrimiento y la muerte le esperaban, y por eso su rostro y su corazón estaban tristes. Pero entonces el Padre volvió el rostro de Jesús radiante, porque iba a encontrarse con la vida y la resurrección; su rostro se hizo resplandeciente de alegría y de gloria. Si seguimos a Jesús y le dejamos que nos transforme, nuestro propio rostro se volverá también resplandeciente. En la oración de la tarde, dimos la bienvenida a la Hna. Ruby Zoraida Cuesta a nuestra comunidad local. 

 

Solemnidad de San José. En la mañana la Liturgia revistió de gran solemnidad en honor de nuestro Padre San José.  En horas de la tarde se llevó a cabo la celebración litúrgica en la que siete aspirantes hicieron su ingreso oficial al Postulantado con la vestición de la jardinera. La celebración fue presidida por la Superiora General, Madre Carmen María Yepes Mespleigt, quien dirigió un saludo y mensaje vocacional a las nuevas postulantes, familiares y amigos.

 

La celebración fue presidida por la Superiora General, Madre Carmen María Yepes Mespleigt, quien dirigió un saludo y mensaje vocacional a las nuevas postulantes, familiares y amigos. En su mensaje insistió en la necesidad de estar dispuestas para responder a la llamada de Dios. Agradeció a las familias la generosidad que han tenido en apoyar la respuesta vocacional de sus hijas.

Les dio la bienvenida a la gran familia de Nazareth: María Alejandra Toledo de Inzá Cauca, Nuri Alexandra Angarita, de Madrid Cundinamarca, Martina Reyes, de México; Omaira Jerez, de San Andrés, Santander del S., Karen Carvajal, de la Mesa de Elías, Huila; Leyder Verley Baracaldo, de Acacías, Meta y Sandra Liliana Obando de Bogotá.

Terminada la ceremonia ofrecimos nuestra fraterna felicitación y en familia, compartimos unas deliciosas onces en medio del diálogo y la fraternidad. Los padres y familiares que se hicieron presentes a este acto, estuvieron muy contentos y dieron gracias a Dios por este don insigne de la vocación de sus hijas y se comprometieron a apoyarlas en su proceso formativo.

 

Solemne Clausura del Año Jubilar. Acto realizado el día 25. En la mañana la hermana Rosalba Vargas dirigió la Liturgia, invitándonos a dar gracias a Dios por todas las bendiciones que hemos recibido durante este Año Jubilar.  El Evangelio del día nos llevó a encontrarnos con Jesús, verdadera fuente de amor y salvación. Como la samaritana sedienta del amor de Dios, nos invitó a buscar en Dios, la fuente de agua fresca que sacia la sed de nuestra existencia. Toda la liturgia nos puso en un ambiente espiritual en el que se nos motivó a un verdadero encuentro personal con el Señor.

 

 Siguiendo el programa propuesto, a las nueve de la mañana se celebró la solemne Eucaristía en acción de gracias por los 76 años de la Congregación.  Presidida por el Padre Jaime Rodríguez Rico, de la O.P. En la celebración nuestra Superiora General, Madre Carmen María Yepes Mespleigt, nos invitó a reconocer y a dar gracias con palabras muy emotivas en la introducción a la celebración eucarística: en las que destacó, lo más significativo de este Año Jubilar como fueron los momentos fuertes de fraternidad, la oración intensa, momentos de conversión personal y comunitaria, el compartir con nuestros colaboradores y asistidos, la alegría de la fidelidad a Dios y su misericordia.

 

A los pies de nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá recibimos la indulgencia plenaria que marcó un hito en nuestra vida pasada y un nuevo impulso en el camino de santidad. Colocamos en el altar a toda la Congregación en esta acción de gracias y pedimos la fuerza necesaria para perseverar en la confianza en Dios y acudir a Él, fuente de vida. (El discurso completo se publicó en la Revista Nuevo Amanecer).

 

La Eucaristía fue muy rica en la Liturgia en la que se dio gran relevancia a la Palabra con la proclamación del Shemá Israel, el Señor es nuestro Dios… y los cantos hermosamente interpretados por las hermanas novicias.  El esplendor de esta celebración eucarística nos marcó el inicio de este día lleno de bendiciones y de gran compartir fraterno.

 

Terminada la Eucaristía, en el salón múltiple, disfrutamos de un hermoso concierto, el cual fue ofrecido por el Doctor Guevara, abogado y amigo de la Comunidad, momentos de alegría y esparcimiento, disfrutando de temas musicales de Colombia. 

Compartimos luego el almuerzo en un ambiente facilitado por la buena disposición y arreglo del comedor que inspiró el ambiente de fiesta de nuestra comunidad: la fiesta del encuentro de muchas hermanas, el saludo fraterno, la alegría, el diálogo y el compartir hicieron parte del exquisito manjar del día.  El almuerzo lo ofreció  el Gobierno de la Provincia Ntra. Señora de Chiquinquirá, a quienes agradecemos su generosidad.

 

A las 2:30 se dio comienzo al Simposio organizado por la hna. María Elena Alfonso Coba, quien hizo una breve presentación de cada una de las ponentes. Las hermanas Josefa Edelmira Castillo, Érica Carrillo González, Fanny Aurora Parra, la hermana Verónica Rugeles, novicia de segundo año, y la doctora Myriam Talero, miembro del grupo de los Laicos de Nazareth de la Casa de Acogida.

Los temas expuestos fueron: La Institucionalización del Carisma, Aproximación a una reflexión teológica sobre la misión, la Misión del laico en la Iglesia, Proyección hacia el Centenario de la Congregación, y Personalidad integral de la Sierva de Dios, María Sara del Santísimo Sacramento.  (Estos serán publicados en la revista Nuevo Amanecer).

 

Seguidamente después de disfrutar unas deliciosas onces se realizó el acto cultural preparado por el grupo de Laicos del Colegio Nazareth de Bosa y las Postulantes de primero y segundo año.

Las postulantes de segundo año nos deleitaron con un hermoso concierto,  canciones con gran contenido de nuestro carisma,  la armonía en las voces y el ambiente de  gozo del grupo nos hicieron vivir momentos de alegría despertando en nosotras el amor y el agradecimiento a Dios por la gran riqueza espiritual de nuestro carisma. Interpretaron  varios instrumentos: guitarra, violín y flauta traversa.

 

Las Postulantes de primer año nos presentaron la escenificación de una canción y la teatro de mimos “la persona casi perfecta”, una escena que nos invitó a reflexionar de cómo nos preocupamos muchas veces de estar muy bien en muchos aspectos de nuestra vida pero descuidamos lo realmente importante como es el prepararnos para nuestro encuentro con Dios. El grupo de Laicos del Colegio Nazareth de Bosa, realizó su presentación interpretando la canción: Esta es la luz de Cristo.

                                                                   

Entrega de reliquias. Como acto final de este significativo día, nuestra Superiora General, hizo entrega de oración con la reliquia de la Sierva de Dios, María Sara del Santísimo Sacramento. La Hna. María Amparo Pulido, dio una explicación sobre el significado y la importancia de portar la reliquia de un santo y su fundamento en los milagros obrados por Jesús cuando era tocado por los que acudían a Él con grande fe para ser curados de sus enfermedades. Este fue el gran momento esperado por todas las hermanas que  participamos de esta gran celebración.  Terminamos el día agradecidas con Dios que ha estado grande con nosotras, nos ha bendecido y sostenido en fidelidad a la vocación a la que Él mismo nos ha llamado.

 

Acción de gracias. Marzo 25, 76 Aniversario de la fundación de la Congregación. En la mañana disfrutamos de la solemne Liturgia animada por el grupo Postulantes de segundo año, quienes dieron solemnidad a los salmos con el acompañamiento de instrumentos musicales.  

En las horas de la tarde las hermanas novicias nos regalaron unos momentos ricos en alegría y formación en nuestro carisma con un animado concurso sobre las virtudes de la Sierva de Dios, María Sara del Santísimo Sacramento.

 

A las cinco de la tarde seis Postulantes de segundo año, hicieron su consa-gración mariana a Jesús por María. La celebración Eucarística fue presidida por el P. Arnoldo Acosta, Sacerdote Terciario Capuchino. 

El día transcurrió en un ambiente de alegría, de compartir y agradeci-miento con Dios que ha estado presente en los 76 años de la Congregación.

 

Día de Retiro.  El día 28, aniversario de la Pascua de nuestra Fundadora, Sierva de Dios, María Sara del Santísimo Sacramento, realizamos nuestro retiro espiritual. La Hna. Érica Carrillo, animó este día de reflexión, y nos invitó a iniciar la oración dando gracias a Dios que nos concede el tiempo para realizar nuestro día de Retiro tan necesario a nuestra vida espiritual y fraterna.  Dimos gracias a Dios por el amor que nos prodiga y por el bien que nos permite realizar en cada una de nuestras labores apostólicas. 

 

El retiro se hizo en el Monasterio de los Benedictinos del Rosal. Allí la Hna. Érica nos invitó a través de un himno, a vivir este día en la presencia de Dios, hacer del día el día más hermoso de nuestra vida porque tenemos la oportunidad de recibir su amor, su bondad, perdón y misericordia.  Luego nos entregó el material de reflexión con el tema de la JUSTICIA en el ámbito bíblico.  En la tarde, nos reunimos para compartir la reflexión del día: la justicia entendida cono un don de Dios  designa  una relación no primariamente con la norma ética o jurídica, sino con la comunidad:indica una actitud fiel, leal y constructiva respecto a la comunidad, y no tanto obediencia a unas normas.  Por otro lado la justicia bíblica indica también una condición óptima de la comunidad, un estado de salud comunitario, por el que el individuo se encuentra viviendo dentro de una red de relaciones comunitarias armoniosas y saludables.  Por consiguiente creemos que el término  hebreo sedaqah puede traducirse por “FIDELIDAD / LEALTAD A LA COMUNIDAD” o por “SOLIDARIDAD CON LA COMUNIDAD”.

 

Luego realizamos nuestro compromiso comunitario en base al tema reflexionado y  realizamos, el Acto penitencial y oración de la tarde.  Culminamos este hermoso día que Dios nos concedió con la celebración Eucarística.  Damos gracias a Dios que nos concede el bien espiritual para nuestra vida y nos alienta en el caminar en la fe.

 

Durante el mes de marzo también fue muy significativo el momento de oración que se realiza con los empleados de nuestra casa.  Este ha sido un momento privilegiado a través del cual, ellos crece en el don de la fe y la capacidad para la oración y la formación cristiana.

 

Gracias Señor Jesús por todos los momentos de gracia que nos concediste durante el mes de marzo, recibe el don de nuestra vida para que con el don de tu Palabra se vea transformada en acciones de bondad y misericordia.

 

Agradecidas con Dios y nuestra comunidad por el acontecer de Dios en nuestra vida a través de los encuentros, las celebraciones y la rica espiritualidad vivida durante la Semana Santa.

 

Inauguración del tramo Sagrada Familia en el hogar san José, Saramita, Fusagasugá. A las 8:00 am., salimos con nuestra Madre Carmen María Yepes M. y las hermanas de las comunidades del Noviciado, Postulantado de Subachoque y Casa de Acogida hacia Fusagasugá.  Al llegar vivimos un ambiente de encuentro, alegría y acogida.

 

La casa estaba muy bien dispuesta y adornada no sólo con la decoración sino adornada con el compromiso de cada uno de los profesionales que laboran allí y la acogida de las hermanas de la comunidad local y todos los adultos mayores; realmente un encuentro de familia.  Participamos en este encuentro hermanas de la mayoría de las casas de la Curia General quienes gozamos del hecho de encontrarnos y celebrar juntas el crecimiento y compromiso en la misión. A las 11:30 participamos en la celebración eucarística presidida por el Padre Víctor Hugo Sanabria.  También asistieron a esta celebración, religiosas de las comunidades vecinas, amigos y familiares.

 

Al iniciar la Eucaristía la hermana María Lucía Gaona, Directora de la Comunidad local, ofreció la acción de gracias a Dios por la asistencia de su gracia y de su bondad providente para llevar a cabo esta obra.  Agradeció el apoyo de las hermanas de la comunidad local, de cada uno de los profesionales y todas las personas que creyeron en el proyecto para que hoy sea una realidad.

 

Una síntesis de la predicación del celebrante:  “Hoy podemos proclamar las grandezas de Dios, el Señor ha escuchado esa súplica que seguramente un día fue un sueño, fue una idea, fue una esperanza, un proyecto una necesidad de acogida, acompañamiento y ayuda al Adulto Mayor.  El Señor escuchó esta suplica fruto de un diálogo y consulta entre varias hermanas, éste fue un motivo para decirle al Señor: Tenemos este proyecto y ponemos en tus manos.  Hoy ese sueño se hace realidad porque Él conoce el clamor de sus hijos y porque el Señor da los medios para llevar adelante una obra que es suya. 

 

Por eso bendecimos y agradecemos a Dios: Gracias por lo que hoy vemos, por lo que esta obra ha implicado, pero también desde ya gracias señor por todos los beneficios que esta obra dará a tantas personas.  Bendecimos a Dios por tantas personas que han hecho posible esta obra.  Esta obra es fruto de la oración y la unión de toda la comunidad.  El apoyo y aprobación que se dio a este proyecto permitió que se empezara a buscar recursos. 

 

Por eso agradecemos a la Fundación Nelly Ramírez que se han comprometido con los Adultos Mayores al apoyar esta obra. Han escuchado la voz de Dios para salir al encuentro de tantas personas en situación de vulnerabilidad.  Si no fuera por estas obras del amor de Dios, quizás estas personas que hoy se benefician de ella, estarían en la calle pasando mayores dificultades y en mayor riesgo de vulnerabilidad.  Por eso bendecimos a Dios por la generosidad de esta fundación.  Bendecimos a Dios por las autoridades de Fusagasugá que también han apoyado a la comunidad y esta obra.

 

Le decimos a Dios, gracias por lo que ha obrado y seguirá obrando.  Gracias a todos los beneficiarios de esta obra que sienten la alegría de ser cofundadores de esta obra que seguirá beneficiando a muchos.  Dios bendiga los pensamientos, las acciones y todos los caminos y tramites que se hicieron.  Dios bendiga a los arquitectos, los ingenieros y cada obrero que tienen aquí su granito de arena. Dios bendiga el presente y el futuro de esta casa. 

 

Colocamos esta casa bajo el patrocinio de San José para que sea lugar de encuentro, lugar de alegría, de acogida y dignidad.  Dios sea bendito por los siglos de los siglos amén.

 

Terminada la Eucaristía se realizó la bendición del nuevo tramo y todos los asistentes en medio de aplausos celebraron las maravillas que Dios obra a través de las personas que con docilidad se ponen a su servicio. 

 

Acto seguido se ofreció el brindis y el almuerzo para todos los asistentes.  Éste estuvo amenizado por un grupo musical y después del almuerzo seguimos esta fiesta de alegría con la presentación del grupo de danzas del Hogar.

 

Nuestra Superiora General, Madre Carmen María Yepes, realizó un encuentro con las hermanas que asistimos.  En este encuentro nos pidió que compartiéramos los sentimientos y acción de gracias por los acontecimientos que Dios nos ha permitido vivir como Congregación. Varias hermanas expresaron la admiración por la misión que realiza la hermana Lucía Gaona en la comunidad y en la obra apostólica.

 

Damos gracias a Dios por el amor y la generosidad con que responde a la misión y todos los dones que ha recibido de Dios y ha puesto al servicio de los más necesitados en la Congregación.  También fue el momento para expresarnos bendiciones para vivir la semana santa y entregarnos el perfume para el jueves santo.  Agradecidas con Dios por su bondad regresamos a Casa General.

 

Retiro en ITEPAL, como preparación a la Semana Santa.  Un grupo de hermanas de la casa participaron en este espacio de reflexión y oración.  El padre Guillermo Acero nos ofreció una rica exegesis del texto Mt 28, 16 – 20.  El Evangelio de Mateo no narra la ascensión de Jesús, porque en este evangelio Jesús se queda con sus seguidores para siempre. Se queda con cada uno de nosotros.  Él es el Emmanuel, el Dios con nosotros.  Es necesario que nuestra Iglesia se renueve desde la misión, desde un encuentro con Jesucristo vivo.  Si permitimos que Dios se manifieste se producirá en nosotros la alegría y así todo renacerá en nuestra vida.  El encuentro personal con Jesucristo nos mueve, nos lleva a la misión. 

 

El Padre en su reflexión también nos advirtió sobre la tentación de convertirnos en obesas y/u obesos espirituales que consiste en recibir muchas gracias de Dios y formación espiritual pero no tenemos el dinamismo espiritual de salir, de comunicar a los demás el mensaje evangelizador y las gracias recibidas.  Muchas veces sabemos mucho y no damos nada. 

 

También se nos indicó que en el texto, la referencia a la región de Galilea es el lugar donde Jesús inicio todo: el lugar donde se da origen a la Iglesia, es donde fueron llamados los primeros discípulos, allí empezó Jesús el anuncio del Reino.  Jesús nos llama a ir a nuestro lugar de origen, lo cual significa volver a ese momento, acontecimiento, a la experiencia que ha marcado nuestro encuentro personal con Jesucristo. 

 

Galilea es la experiencia donde inició y se configuró todo y ese es el lugar donde inicia la experiencia post pascual.  Por eso es necesario una sanación desde la raíz, para sanar muchos aspectos de la vivencia de nuestra vida cristiana, para ser verdaderos seguidores de Jesucristo.  Cada semana santa es un volver a lo esencial, es volver al origen, es salir de nuestras fronteras de confort para salir a la misión.  Muchas veces en la manera cómo vivimos parecemos faraones que nos hacemos imperios de los lugares, servicios o cargos que se nos han confiado porque no vivimos la misión desde el mandato de Jesucristo   «Id y haced discípulos míos…»; se nos olvida el principio evangelizador y reducimos todo al poder.

 

Otra de las ideas que resaltó el predicador del retiro es que lo que somos no es aquello que podemos manipular o sobre lo que tenemos poder, lo que somos es lo que hemos configurado dentro de nosotros mismos.  Que la alegría del encuentro personal con Jesucristo nos lleve cada vez más a un dinamismo evangelizador.

 

Domingo de Ramos. Con la participación de gran número de nuestros vecinos dimos comienzo a la procesión de la triunfal entrada de Jesús a Jerusalén.

 

En la homilía el Padre Francisco Mejía, Sacerdote de la Diócesis de Jericó, resaltó la actitud de silencio de Jesús ante aquellos que lo ultrajaban y se burlaban de Él.  Jesús rompe su silencio con un grito desgarrador que aparece en la pasión: Dios mío, Dios mío por qué me has abandonado.  No le pide que lo salve bajándolo de la cruz, solamente lo que le está pidiendo es que no se le oculte ni lo abandone en este momento de muerte y sufrimiento extremo y Dios que es su Padre permanece en silencio.

 

Sólo escuchando hasta el fondo ese silencio de Dios, ustedes y yo podremos, en esta semana descubrir algo de ese misterio.  Dios no es un ser poderoso y triunfante, es un ser tranquilo y feliz, ajeno al sufrimiento humano podrían pensar algunos.  Es un Dios callado, impotente y humillado que sufre por nosotros el dolor, la oscuridad y hasta la misma muerte.  Por eso al contemplar al crucificado, nuestra reacción no es de burla o desprecio, sino de una oración confiada y agradecida.

 

No te bajes de la cruz, no nos dejes solos en nuestra aflicción.  Para qué nos serviría un Dios que no conociera nuestra cruz, para qué nos serviría un Dios que no conociera los dramas que cada día tenemos que experimentar.  Es más, ¿quién nos podría entender, cuando a veces tantas personas nos defraudan? En Dios solamente encontramos la fe, la esperanza, el amor y la misericordia. 

 

¿En quién podrían esperar los torturados de tantas cárceles secretas? ¿Dónde podrían poner su esperanza tantas mujeres humilladas y violentadas sin defensa alguna? ¿A quién se agarrarían los enfermos crónicos y moribundos? ¿Quién podría ofrecer consuelo a las víctimas de tantas guerras y terrorismos, hambres y miserias? Una vez más te lo pedimos: no… no te bajes de la cruz; pues si no te sentimos crucificado junto a nosotros nos veremos más perdidos en medio del trabajo.

 

Jueves Santo. La liturgia de este día revistió de gran esplendor. Jesús nos reúne en torno a la mesa del amor, del servicio, en torno a la mesa de su presencia eucarística. A las 11:00 nos congregamos en la sala capitular las Comunidades del Noviciado y Casa General para realizar el acto del memorial del perfume. Una rica tradición espiritual de nuestra Congregación que nos invita a llenarnos de la presencia amorosa de Dios para ser perfume de amor, servicio y fraternidad en medio de la comunidad.

 

Este ritual hermoso nos invita también a renovar nuestra consagración bautismal y el compromiso de transmitir la presencia de Dios en nuestras actitudes cotidianas, especialmente la alegría de nuestra consa-gración religiosa. 

En seguida de este hermoso y sentido acto compartimos un delicioso almuerzo en la alegría de este Jueves Santo en el que celebramos tantos dones y regalos del Señor: la Institución de la Eucaristía, del sacerdocio y el gran mandamiento del Amor.

 

Como Dominicas de Nazareth, este día está lleno de gran significado y contenido en la vivencia de nuestro carisma, por el legado de amor a la Eucaristía que nos heredó nuestra amada fundadora, la Sierva de Dios, María Sara del Santísimo Sacramento. En este día se manifiesta nuestro amor en la adoración y compañía a Jesús en el Sacramento de la Eucaristía y en la delicadeza y belleza con que se ornamenta la capilla donde queda expuesto para la adoración, así recibir su amor, sus bendiciones y rendirle nuestro homenaje de adoración y gratitud.

 

A las cinco de la tarde dimos inicio a la celebración de la Cena del Señor con participación de nuestros vecinos. En la celebración los niños representaron a los discípulos en el lavatorio de los pies. Realmente, se vivió un ambiente espiritual que nos llevó a la contemplación del misterio que conmemoramos en estos días santos. La homilía pronunciada por el Padre Francisco Mejía, la podrán encontrar en la Revista Nuevo Amanecer en la página web.

 

Viernes Santo. Este día lo iniciamos en el silencio y la oración contemplando el misterio de la muerte de Jesús que no se queda en la tristeza y el dolor si no que nos lleva a la esperanza de la Resurrección.  A las 10:00 am., dimos inicio al Santo Viacrucis con la participación de los vecinos. A las cinco de la tarde, la celebración de la Liturgia de la Pasión y muerte de Nuestro Señor. 

 

Vigilia Pascual.  En la solemne vigilia pascual, con la participación de nuestros vecinos dimos inicio a esta gran celebración.  La multitud de signos de esta celebración despertó  en nuestro corazón el gozo de la Resurrección del Señor, el compromiso de vivir los frutos de la Resurrección y la gracia de Dios que se hace presente en su Palabra y en la Eucaristía. El solemne canto del pregón pascual hizo vibrar nuestro corazón en amor y agradecimiento por el amor de Dios manifestado en su entrega, en su muerte y Resurrección.

 

Después la solemne celebración de la vigilia pascual, nos reunimos en comunidad y compartimos la tradicional cena pascual en la que compartimos la fe y la alegría en Cristo Resucitado.

 

Esta celebración la compartimos con las hermanas que alegres y agradecidas con Dios, festejan este significativo aniversario jubilar de sus Bodas de Plata y Oro. Las hermanas novicias dedicaron una hermosa y sentida serenata.

 

Domingo de Pascua. En la mañana nuestra Superiora General animó la Liturgia, la cual nos invitó a la acción de gracias y a la alabanza.  Las hermanas que celebran Bodas de oro: H. María Gema Mahecha, H. Rosa Beatriz Palomar, H. Victoria López, H. Felisa Ardila, H. Ana Rosa Quintero y  Bodas de Plata: H. Rosa Olinda Berrú y H. Gloria Irma Abad, hicieron el ofrecimiento de su vida portando una luz bellamente adornada y colocándola sobre el altar.

 

A las 9:00 am., nos reunimos en la sala capitular para compartir con las hermanas festejadas una presentación con algunos datos biográficos y fotos de acontecimientos de su vida religiosa.  Fue un momento muy emotivo de revivir recuerdos e historias que han marcado el caminar vocacional de cada una de ella.  Bendecimos y damos gracias a Dios por el testimonio de bondad y fidelidad de Dios con cada una de las hermanas y su correspondencia fiel y perseverante en su vocación.

En la celebración Eucarística de las 11:00 am., el Padre Francisco Mejía, resaltó, que el acontecimiento de la Resurrección es el triunfo de la vida sobre la muerte; el amor sobre el dolor; estamos invitados a no quedarnos llevando una vida anclada en la sepultura y en la muerte, sino a testimoniar la fuerza de nuestra fe en un Cristo vivo que camina con y en nosotros.  Seamos portadores de alegría y esperanza para los demás. 

 

Bodas de Oro y Plata.Ya desde la noche anterior había iniciado esta fiesta jubilar, y en la mañana el canto de las laudes y el compartir fraterno, ahora, en la tarde centramos toda la actividad en esta gozosa celebración. Hacia el mediodía, compartimos un elegante y delicioso almuerzo, —bufet— donde reinó un gran espíritu de fraternidad y alegría con las hermanas y familiares.  El almuerzo fue amenizado musical-mente por el maestro Daniel Luna.

 

A las tres de la tarde la celebración solemne Eucarística de Bodas de Plata y Oro, presidida por el Padre Arnoldo Acosta, Sacerdote Terciario Capuchino, esta celebración fue un claro testimonio de la bondad y la fidelidad de Dios hacia cada una de nuestras hermanas y el testimonio de una respuesta fiel y generosa de parte de cada una de ellas. 

 

Terminamos este día en acción de gracias a Dios que sostiene en fidelidad a nuestras hermanas y las enriquece con sus dones para el bien de nuestra Iglesia y congregación. 

 La hermana María Gema Mahecha Ordóñez, a nombre de todas las hermanas de celebración dirigió unas sentidas palabras de agrade-cimiento a Dios y a la comunidad por todos los detalles en esta gran celebración.

 

Expansión Comunitaria. Días 28 al 30. El lunes en la tarde salimos hacia Villa de Leiva, donde compartimos el descanso comunitario.

 

El martes iniciamos un día hermoso en el que oramos por todas nuestras hermanas que tienen la misión de animación de las comunidades locales.  Oramos de manera particular por la Hna. Fanny Aurora Parra, Directora de nuestra comunidad local.

 

Después del desayuno las hermanas Dominicas de Santa Catalina que nos acogieron nos acompañaron a dar un paseo por el hermoso campo que tiene la casa y también nos invitaron a conocer el hotel “Los Fundadores”.  Disfrutamos de una mañana de descanso, contemplando el paisaje, los jardines y el compartir sencillo y alegre con nuestras hermanas. 

Damos gracias a Dios que nos permite tener este espacio para conocernos más y crecer en la confianza y la hermandad.  A las 11:00 am., participamos de la celebración eucaristía y luego salimos a Sáchica a compartir un delicioso almuerzo.   Al regresar compartimos con nuestras hermanas del Hogar San José de Villa de Leiva. 

 

Terminamos el día con la oración de la tarde en la que dimos gracias a Dios por tantas bendiciones recibidas.  El miércoles en la mañana después de haber participado en la celebración eucarística regresamos a casa agradecidas con Dios y la comunidad que nos han dado la oportunidad de disfrutar del descanso.

 

 

La Comunidad de la Casa de Acogida, comparte a todos nuestros lectores, la síntesis de las actividades realizadas en este mes de mayo, mes dedicado a honrar con especial veneración a la Santísima Virgen María. Para esto seguimos en todo las orientaciones de nuestra Superiora General, Madre Carmen María Yepes Mespleigt, utilizando todo el valioso material que se nos fue enviado oportunamente. A ella, muchas gracias por esa solicitud maternal en la búsqueda de nuestro crecimiento integral.

 

Congreso de Vida Religiosa. Del 01 al 04 de mayo, varias hermanas de la comunidad local participamos en el Congreso de Vida Religiosa: Sexua-lidad, afectividad y Espiritualidad en la Vida Religiosa, convocado por la CRC.  Participan Hermanas del Consejo General, Formadoras, y Junioras de la Curia.

 

Los objetivos de este congreso fueron los siguientes:

 1. Crear un espacio de diálogo para desmitificar y abordar con serenidad situaciones relacionadas con la afectividad y la sexualidad. 

 

 2. Ofrecer herramientas de discernimiento y acompañamiento con respecto a la afectividad y la sexualidad para cualificar los procesos formativos de la vida consagrada en el contexto actual.

 

 3. Reflexionar sobre la importancia de integrar los tres dinamismos para una vida de mayor plenitud y de un mayor servicio pastoral.  Reconociéndonos como mujeres, desde la dimensión de la sexualidad estamos llamadas a integrar todas las energías y fuerzas tanto humanas como espirituales para comprometer toda nuestra existencia con la respuesta vocacional que le damos al Señor en el llamado que hemos recibido a la vida religiosa.  

 

 

Una de las diversas propuestas a nivel formativo, que nos ofreció el Padre Amedeo Cencini, es la de formar y educar para que la formanda realice un proceso de concientización de las inconsistencias que tiene como persona, se libere de ellas y decida tomar una forma nueva: la del corazón de Cristo.  Formar en la capacidad de escucha a Dios y a los acontecimientos mismos de la vida.  La vida habla, si hay un corazón que escucha.  

 

Hemos de tener en cuenta en la formación del afecto y la sexualidad que cuando se presentan dificultades en esta área, éstas nacen de la necesidad que la persona tiene de la estima de sí misma. Si hay una persona sin esta estima de sí, la busca en el exterior y se manifiesta en el deseo de poder, de tener o en una vida afectiva inmadura. 

 

Muchas veces el deseo de poder es manifestación de una sexualidad reprimida no asumida ni expresada con libertad y madurez, por lo tanto una sexualidad reprimida, disfuncional degenera en ambición de poder, de dominación, de dinero y en conductas excluyentes. Todo esto es contrario a la libertad de espíritu que se nos propone en la Sagrada Escritura.

 

 Ante esto se hace necesario proponer alternativas formativas y sobre todo una espiritualidad vivida intensamente desde una continua experiencia de conversión, de transformación de la propia realidad a la luz de la Palabra. Un consagrado no debe generar dependencias, no acaparar nada ni a nadie.

 

No se puede llegar al seminario ni a las casas de formación con cualquier tipo de motivaciones: búsqueda de poder, bienestar económico, compensaciones afectivas. La única motivación en la vida religiosa debe ser Jesucristo a partir de un encuentro personal con Él.  Nuestra espiritualidad debe estar centrada en la Pasión por Cristo y por el Reino.  Una castidad (entiéndase por castidad, los valores, criterios, dinámica de espiritualidad  con que se asume la forma de vida) sin pasión por el Reino no es un celibato evangélico.

 

En las conclusiones del congreso se nos insistió trabajar en nuestras comunidades las heridas relacionales. Vencer el miedo a la pasión relacional para vivirnos desde lo humano. Es doloroso constatar cómo muchas de nuestras comunidades parecen un eterno viernes santo: no hay alegría, compartir espontáneo de hermanos y hermanas, hay divisiones por el poder y por todo.  

 

El Resucitado le permite a Tomás que toque sus heridas.  Éstas muestran que es Él; sus heridas ya han curado y Él viene a curar sus heridas relacionales. Jesús no fue herido espiritualmente porque el desierto estaba lleno del Espíritu. Tenemos que conquistar la sabiduría del Espíritu, para que lo más íntimo de nosotras mismas sea sanado. Las personas con sabiduría espiritual alcanzan mayor madurez afectiva y sexual. En conclusión, lo relacional es la evidencia más clara de quien fue Jesús.

 

Cuarenta Horas.Con motivo de celebrar un aniversario más de la llegada de Jesús Sacramentado al primer oratorio de la Congregación en el año de 1938, la Congregación realiza las Cuarenta Horas, en la Casa General, como memoria y gratitud a Dios, por haberse quedado en la Sagrada Eucaristía como alimento para la humanidad y su presencia sacramental en nuestra Congregación. Del 8 al 10 de mayo realizamos las Cuarenta Horas de adoración Eucarística, donde participaron las diferentes Comunidades y Obras de la Curia, como también los grupos en formación.

 

En el primer día de adoración a Jesús Eucaristía, nos unimos en oración por la misión que realizamos en las obras de educación.  Contamos con la participación de un grupo de niñas del Colegio Nuestra Señora de Nazareth y hermanas de la comunidad local, quienes nos permitieron vivir un momento muy especial de adoración a Jesús con el bello coro y la oración sencilla y espontánea de las niñas. 

 

En la tarde el Santo Rosario fue ofrecido con mucha piedad por un grupo de estudiantes y profesores del Instituto de Promoción Social de Viotá y hermanas de la comunidad local. Fue muy gratificante sentir la alegría y el sentido de pertenencia a nuestro carisma que se renueva con estas celebraciones que siempre nos convocan y renuevan nuestra respuesta al Señor. 

 

En horas de la tarde llegó a Casa General la joven Aspirante Marion, quien llega de la Provincia Santo Domingo, para continuar su proceso de formación. Al terminar la celebración eucarística disfrutamos del encuentro fraterno y unas deliciosas onces que ofrecieron las comunidades de las obras educativas.

 

El segundo día de adoración lo ofrecimos por todas las obras diversas y las obras de atención al Adulto Mayor. La hora santa fue dirigida por las hermanas y adultos mayores del Hogar Inmaculado Corazón de María de Funza, El santo Rosario fue dirigido por la comunidad del Hogar San José de Fusagasugá.  La celebración eucarística presidida por el PadreClaudioy animada y organizada por la comunidad del Hogar Sara Zapata de la Mesa Cundinamarca.  Este día estuvo marcado por el testimonio de confianza en Dios y la actitud de agradecimiento de los adultos mayores de nuestras obras.  

El tercer día ofrecimos nuestra oración por las hermanas y jóvenes que se encuentran en proceso de formación.  Toda la Liturgia nos animó en el amor a la Eucaristía expresado en la solidaridad y en el compartir fraterno con todos. 

 

Los grupos del Postulantado y Noviciado nos ayudaron a vivir un día de adoración y amor al Señor con la solemnidad de cada uno de los actos de este día. La celebración eucarística fue presidida por el Padre Julián, Sacerdote de la Orden de San Agustín. Después de la Eucaristía disfrutamos unas deliciosas onces ofrecidas por la comunidad de la Casa de Acogida.

 

Día de acción de gracias. 76 Aniversario.  El 11 de mayo: gran día de acción de gracias por los 76 años de presencia de Jesús Eucaristía en nuestra comunidad.  A las 11:00 participamos en la celebración eucarística presidida por el Padre Jaime Restrepo, la Liturgia fue animada por la Casa de Formación del Postulantado de segundo año (Tibasosa).  Una celebración hermosa que nos compromete a vivir lo que hemos celebrado en estos días.

 

En la tarde nuestra Superiora General dirigió la oración invitándonos a expresar a Dios, lo que ha significado para nosotras estos días de adoración eucarística.  Se dio un momento para compartir nuestra gratitud a Dios por su fidelidad y amor hacia nuestra Congregación; la oportunidad de ver la actualización del carisma en la manera cómo cada uno de los profesionales y asistidos de nuestras obras conocen y viven el carisma en el compromiso con los más necesitados. Esta celebración también es un momento de renovación en nuestra respuesta vocacional y el compromiso de renovar el amor a Dios y la fidelidad creativa al carisma que hemos recibido.

 

Celebración de la vida.15 de mayo. Celebración del don de la vida de las hermanas María Rita Suarez Pachón y Ana Elvira Bernal.  En la oración de la mañana, las dos hermanas hicieron ofrenda de su vida a Dios y toda la comunidad nos unimos en esa acción de gracias; así mismo en la celebración eucarística oramos a Dios por esta intención. Como comunidad salimos a Chía a disfrutar de un delicioso almuerzo en un ambiente de alegría y compartir fraterno. Damos gracias a Dios porque en la celebración de la vida de nuestras hermanas nos concede la gracia de acrecentar lazos de confianza y cercanía entre nosotras.  De regreso oramos con el santo rosario, en casa después de las vísperas hicimos oración con la película María de Nazaret.  Nuestras hermanas recibieron de parte de la comunidad el obsequio. Terminamos este día agradecidas con Dios que nos bendice y nos hace sentir su presencia amorosa y su compañía cuando nos confiamos a Él.

 

Encuentro nacional de Promotoras. 17 y 18 de mayo. Se reunieron en nuestra casa las hermanas animadoras vocacionales de la Curia General y Provincia Nuestra Señora de Chiquinquirá, para participar en el Encuentro nacional.  El encuentro se desarrolló en un ambiente de confianza, oración y alegría por el llamado y la respuesta vocacional que estamos dando al Señor. Las hermanas renovaron el compromiso de trabajar por las vocaciones para la Congregación y la oración para velar por el crecimiento vocacional en la respuesta de quienes ya nos hemos consagrado al Señor.

 

Ágape fraterno.25 de mayo.  En horas de la tarde nos reunimos en la sala capitular las comunidades del Noviciado y Casa General y de Acogida, para participar de un ágape fraterno con el fin de dar la bienvenida a nuestras hermanas: Margarita Tovar, María Elena Chacón, Nilce Ramírez, María Isabel Camacho y María Inmaculada Castrillo, quienes inician un tiempo de formación como preparación a los votos perpetuos.

 

El ágape fue motivado y dirigido por nuestra Superiora General, quien nos brindó una rica reflexión del don de la vocación en diferentes textos bíblicos, culminamos el acto compartiendo la comida en un ambiente de acogida, alegría y fraternidad.  Acompañamos a nuestras hermanas con nuestra oración para que este tiempo de preparación sea una experiencia de Dios en la que sientan su presencia, fidelidad y misericordia. Hermana Érica Carrillo González, Cronista.

Solemnidad de la Santísima Trinidad (15). Siempre buscamos razones para dar sentido a nuestra vida, la Liturgia de este domingo más exactamente con el evangelista San Juan, nos da la respuesta precisa a ese interrogante: «Tanto amó Dios al mundo».  Pues bien todo inicia por el amor de Dios que mueve los corazones de los hombres para que lo conozcan y crean.  Cuando este proceso de fe no se da en nosotros, el mensaje  que recibimos queda vacío, aburrido y hasta monótono, por lo que terminamos predicando más el pecado y el mal que la bondad y el amor misericordioso del Padre.  Este día las hermanas de la comunidad cumplimos con nuestro compromiso civil de elección de Presidente de Colombia, acudiendo a las urnas de votación.

 

Taller de Formandas (21-22). Se realizó el taller de formación, en el cual participaron las hermanas novicias y junioras. El primer día orientó el tema el Padre Hernando Aguilera, de la Diócesis de Facatativá, sobre Derecho Canónico.  El Segundo día de taller orientado por la Hna. María Amparo Pulido, quien presentó a las formandas una síntesis de la historia de las Constituciones de nuestra Congregación.  En horas de la noche llegó a nuestra casa el Padre Fabián Pachón de la Diócesis de Facatativá, quien acompañará al grupo de formadas en su retiro espiritual.

 

Retiro Espiritual de las Hermanas en Formación Inicial (21-28). Durante esta semana acompañamos con nuestra oración a nuestras hermanas postulantes, novicias y junioras quienes se entregaron con fidelidad y gran espíritu de oración a su jornada de Retiro Espiritual.  Damos gracias a Dios que sostiene la respuesta vocacional de cada una de ellas.


Celebración Congregacional (29). En este día de la solemnidad de los apóstoles Pedro y Pablo se llevó a cabo en Casa General las siguientes celebraciones: a las nueve de la mañana, el ingreso de ocho postulantes a la etapa de Formación del Noviciado: Yesenia Duarte, Carmen Arelis Zuluaga, Daniela Silva Ayala, Jesusa Cruz Cruz, Nicole García, Henrieth, Clarisse, Diana Ruales. 

Nuestra Superiora General Madre Carmen María Yepes dirigió un saludo a las hermanas y familias que acompañaron al grupo.  Exhortó a recibir con gratitud el don del llamado y a responder con la certeza de que Dios concede la gracia de una respuesta fiel y generosa en la medida en que nos entregamos con generosidad.


A las 11:00 de la mañana, Eucaristía presidida por Monseñor Alberto Ojalvo Prieto, Vicario de la Zona Pastoral San Pedro.  En esta solemne Eucaristía realizaron su Primera Profesión las hermanas: Nancy Sanmartin, Tatiana Rico y Verónica Rugeles.


Fue una celebración muy emotiva en la compañía de las familias y de muchas hermanas nuestras que les acompañaron en este paso decisivo en su vocación.  Monseñor en su predicación motivó a las hermanas a vivir su consagración con fidelidad y alegría, inspirada en la Palabra del Señor y sostenidas por una viva experiencia comunitaria.

A las tres de la tarde, Eucaristía presidida por Monseñor Luis Gabriel Romero Franco, Adm-inistrador Apostólico de la Diócesis de Facata-tivá, en la que realizaron la Profesión Perpetua nuestras hermanas: Diana Margarita Tovar, María Isabel Camacho, María Helena Chacón, Nilce Ramírez Lugo y María Inmaculada Castrillo.

En la predicación monseñor ofreció una rica reflexión en la que presentó la vida religiosa en una dinámica que exige seguir al Señor en libertad de espíritu, dejando las comodidades de una vida que no se deja inquietar y lanzándose a la fidelidad al Evangelio que es el que produce una dinámica de vida y un verdadero seguimiento al Señor en fidelidad y colaboración con la misión de la Iglesia.   


Estas tres celebraciones nos permitieron vivir un encuentro fraterno y acogedor con nuestras hermanas de comunidad y con las familias de nuestras hermanas de ceremonia.


Felicitaciones a cada una de las Hermanas que en este día han dado una respuesta generosa a la llamada del Señor a seguirlo más de cerca en la vida consagrada. Cronista: Hna. Érica E. Carrillo González.

Fiesta de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá (09). En la Liturgia de la mañana dimos gracias a Dios por la protección de nuestra Señora a nuestra Congregación.  En la Eucaristía, el padre nos invitó a adornar y disponer nuestro corazón para reconocer el amor de Dios en nuestra vida. 

Después de almuerzo nuestra Superiora General, Madre Carmen María Yepes, las Hnas. Rosalba Vargas, Liliana Rivas y Érica Carrillo, acompañamos a la joven Marion Melliez, (Formanda procedente de Francia, Provincia Santo Domingo) a su ingreso al Postulantado en Subachoque.  EL acto de ingreso tuvo lugar en la capilla con participación de las Postulantes y Hermanas Formadoras.  En este acto nuestra Superiora General, motivó a las formandas a continuar dando respuesta a Dios, una respuesta personal, gozosa y fiel.  Compartimos un momento fraterno y unas deliciosas onces.

Taller de capacitación (11). Se llevó a cabo el taller de capacitación en Normas Internacionales para Contadores y Ecónomas de las comunidades locales.  Este taller fue convocado por la Hermana Rita Suárez Pachón, Ecónoma General.  En la noche compartimos en gran ambiente de alegría y fraternidad una serenata a nuestra Superiora General, en vísperas de la celebración de su cumpleaños.

Celebración del don de la vida de nuestra Superiora General (12).  Con la participación de las comunidades locales cercanas y algunas Hermanas de la Provincia Nuestra Señora de Chiquinquirá, celebramos con gran alegría y gratitud a Dios el don de la vida de nuestra superiora general.  En la mañana dimos inicio a esta celebración con la oración de Laudes, en acción de gracias por el don de la vida y la misión de recibirla y darla con la generosidad que Dios nos la ha dado. 

La Eucaristía fue presidida por el Padre Rubén, sacerdote Capuchino. Como parte de la celebración, también compartimos un delicioso asado en un ambiente de fraternidad y alegría por el encuentro que produce esta celebración.  En la tarde el acto cultural, fue amenizado por las comunidades de: Amparo de niñas,  Villa Nazareth, Postulantado y Noviciado.  En este acto, cada grupo transmitió valores culturales y artísticos que ayudaron a dar un ambiente de alegría a esta celebración.

Participación y celebración fraterna(17). Las Hermanas de la comunidad local, Fanny Aurora Parra, María Helena Alfonso, Gloria Omaira Ortegón, María Amparo Pulido, Liliana Rivas y la Hna. Rosalba Vargas – Vicaria General, viajaron a Barranquilla para participar en la celebración de los 50 años del Colegio Nazareth.  Las hermanas que participaron disfrutaron de una celebración rica en agradecimiento a Dios en la  celebración solemne de la Eucaristía, el compartir fraterno de todas las hermanas participantes y un acto cultural con muestras artísticas y musicales de la región muy bien preparadas por los estudiantes del Colegio.  Fue muy significativa la participación de las exalumnas que siguen manifestando su gratitud y aprecio por la formación recibida en el Colegio. Cronista: Hna. Érica Carrillo González.

Asamblea Nacional de Familia Domi-nicana (07 al 10). Las Hermanas:  Rosalva Vargas Tirado, Fanny Aurora Parra,   María Amparo Pulido y  Gloria Omaira Ortegón, participaron en la Asamblea Nacional de Familia Dominicana «Salir hacia una tierra nueva» (Gn 12, 1-3).  También participaron dos laicas del grupo de laicado nazareno «Madre María Sara», de la comunidad de la casa de acogida, las Señoras Luz Miryam y Cecilia.  En la presentación del Congreso se brindó la siguiente explicación del logo de la Asamblea: Domin - go! go!.  GO. 

 

Es un verbo en inglés, que no traduce únicamente «IR»; el significado de este verbo es mucho más hondo y profundo con más de cincuenta acepciones en inglés.  La primera de ellas se refiere a la capacidad de moverse desde y hacia algo, y no siempre en sentido de espacio.  La segunda tiene que ver con dejar un lugar (to leave a place). Go es moverse, es salir de la propia comodidad, es desinstalarse, es dejar la zona de confort.

 

Domin – go! go! es el nombre de Domingo de Guzmán que nos invita como Iglesia y como dominicas y dominicos a salir de la propia comodidad e ir en búsqueda de nuevas tierras.  Go, es el llamado que ha hecho el papa Francisco en su exhortación Evangelii Gaudium a esta Iglesia, para que esté en constante actitud de salida.  Salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la alegría del evangelio, eso es Domin – go! go!

 

¡Vamos dominic@s!, esta invitación en el año del Laicado Dominicano, quiere dar la importancia a todos los que hacemos parte de esta gran familia, pero especialmente a los laicos.  Ellos nos mueven y nos invitan a dejar nuestras ideas y esquemas trasnochados.  Es hora, como lo dice el lema de esta asamblea, de «salir a una tierra nueva» (Gn 12, 1 - 3).  Que este encuentro nos impulse a salir como Abraham en búsqueda de nuevos horizontes, nuevos espacios y nuevas metodologías en el carisma de la predicación.

 

El objetivo propuesto para este encuentro: Propiciar un espacio de formación, vida comunitaria, y oración en el que puedan participar las diferentes ramas de la familia dominicana, con miras a reflexionar sobre nuestra misión como predicadores en el mundo actual.  Las hermanas que participaron, valoraron el compromiso del Laicado dominicano, la experiencia de intercambio con laicos, monjas, hermanas y Frayles. Además apreciaron la temática ofrecida por los diferentes ponentes


Retiro Anual (08 al 16).  Las hermanas: Lupita del Carmen Robles, Ana Elvira Bernal y Érica Carrillo González, participaron en el retiro anual  y Taller de Formación (Derecho Canónico, Teología de las Constituciones e Historia de las Constituciones de la Congregación) en Villa Nazareth – Sasaima.

 

El retiro fue acompañado por el Padre William, Sacerdote Terciario Capuchino, quien ofreció a todo el grupo de hermanas que realizaron el Retiro una reflexión rica en elementos propios de nuestra vida cristiana, que permitieron una experiencia de encuentro personal con el Señor desde la oración y la confrontación personal y comunitaria frente a la Palabra.  El ambiente de silencio y oración en el Retiro ayudaron a una renovación de nuestra vida como personas consagradas a Dios.

 

Compartimos algunas ideas centrales de la temática del Retiro:

  1. Somos templo del Espíritu Santo, somos habitados por Dios.   Cada cristiano es un templo.  Por tanto, el templo donde un día el israelita encontraba la presencia de Dios vivo se ha trasladado al corazón de la mujer y del hombre.  Nuestro cuerpo no sólo es un templo que contiene a Dios como un recipiente sagrado, sino que el hombre es un ser en el que Dios habita transformándolo continuamente, haciéndole crecer.

     

  2. Kénosis “Dar la vida”, Actitud de Servicio. Amar y permanecer en la luz es un compromiso de cada una de las integrantes de la comunidad:

  • Pensar siempre en el beneficio que reporta a los demás, las acciones de cada día.

  • Ser un don, un regalo para los demás, estar en disposición constante de servir.

  • No juzgar a nadie, porque no conocemos sus intenciones.

  • Ejercitarse constantemente en la aceptación de la diversidad.

  • Ser conscientes que en la medida en que nos entreguemos a los otros, se desata en nosotros y en cada una de las personas a quienes damos nuestra vida, el poder salvador de Dios.

  • Pensar en el otro, si yo fuese (el otro) que me gustaría, ejecutar la respuesta dada a esa pregunta constante cada que me encuentro con otra persona.

  • En síntesis: Amar…siempre, enseguida, con alegría.

 Comunidad de vida. La comunidad cristiana es el espacio vital donde acontece la comunión con Dios que nos entrega, y por la misma razón, la comunión de las personas saliendo de sí y saliendo incondicionalmente en función de los otros.  Cada uno de los miembros es responsable de la formación de los otros, movido por la comunión efectiva  y urgido desde dentro a ejercer una comunión responsable y discernida. 

  1.  

La comunidad que quiero:

  • Una comunidad participativa “horizontal”, sin autoritarismos, ni imposiciones, donde se tomen decisiones consensuadas y se respeten las diferencias de opinión.

  • Una comunidad madura, con espíritu crítico y libertad para expresarse, que analice los hechos a la luz del Evangelio.

  • Una comunidad formada que se actualiza permanentemente en lo teológico, bíblico, social, etc.

  • Una comunidad centrada en Dios, impulsada por su amor y como María realizando todos los días el acto de abandono en sus manos, diciendo «hágase».

     

  1. Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, Yo estoy en medio de ellos.  Jesús está entre nosotros cuando estamos unidos en su voluntad y la síntesis de su voluntad es «ámense unos a otros como Yo les he amado».  Este amor reciproco no es sentimentalismo, es un constante sacrificio de todo mi ser para vivir dando la vida por mis hermanos.  Completa renuncia de sí.  Si estamos unidos, Jesús está entre nosotros y esto vale más que cualquier otra cosa, es el tesoro y ante él pierden valor muchas cosas o se resignifican: las obras, las personas, las costumbres etc.

     

  2. La Eucaristía.  El primero y principal objetivo al celebrar este sacramento, es tomar conciencia de la realidad divina en Jesús y en nosotros.   Pero esa toma de conciencia tiene que llevarnos a vivir esa misma realidad como la vivió Jesús.  Toda celebración eucarística que no alcance, aunque sea mínimamente, este objetivo, ser convierte completamente en inútil.  Si en nuestra vida no reflejamos la actitud de Jesús ante todo el que sufre, la celebración de la Eucaristía seguirá siendo solo un rito para tranquilizar nuestra conciencia.  A Jesús hay que descubrirlo en todo aquel que espera algo de nosotros, en todo aquél a quien puedo ayudar a ser él mismo, comprendiendo que esa es la única manera de llegar a ser yo en mi verdadero ser.  Y así nos convertimos en sacramento de Dios.

     

  3. La Meditación. No es algo propio de la mente, sino algo que está más allá de ella.  En la meditación no estás anhelando logro alguno. Simplemente, estás disfrutando de sentarte en silencio.  Vas descubriendo a dios en todas las cosas y personas.  Cualquier cosa que hagas, hazla con profunda conciencia.  Entonces, inclusive las cosas pequeñas se transforman en sagradas. La meditación es volver a casa.

 

Agradecemos a Dios esta experiencia tan significativa, que se vuelve un oasis en nuestra vida cotidiana donde perseveramos día a día en fidelidad a Dios.  Sentimos la presencia de Dios; su gracia y su Palabra que nos alientan y acompañan en nuestra respuesta. Cronista: Hna. Érica Carrillo González.


Natividad de la Santísimo Virgen Maria (08). En este día nos encontramos reunidas en la casa del Postulantado Nazareth en Subachoque para celebrar y conmemorar la Fiesta Patronal del Postulantado.


Dimos inicio a esta celebración con la oración de Laudes, que nos ofreció una rica reflexión acerca de la obra de Dios en María, de cómo Ella se dispuso para que Dios realizara su Plan de salvación, pero al mismo tiempo su responsabilidad para difundir su mensaje de salvación.


Una de las experiencias que marcan la vivencia de nuestro carisma de Nazareth es el encuentro, por eso, esta celebración nos brindó la oportunidad de encontrarnos y compartir con hermanas de diferentes comu-nidades locales y las formandas: Postulantes y Novicias. Como centro de esta fiesta, la celebración Eucarística, presidida por el reverendo padre Víctor Hugo Rodas, Director Espiritual de las Postulantes. 

En la celebración nos llevó a considerar la necesidad de disponernos personalmente ante Dios para que Él realice su obra en cada uno de nosotros como lo hizo en la Virgen de Nazareth, la importancia de dedicar tiempo para la oración, momento privilegiado en el que Dios obra en nosotros. 


Todos los momentos vividos durante el día, el compartir de la mesa, el encuentro con las hermanas, los momentos de oración y la recreación, estuvieron marcados por un gran espíritu de alegría, de sencillez, que nos permitieron disfrutar la alegría de sentirnos miembros de una misma familia, la familia de Nazareth.


Conmemoración del 112 aniversario del natalicio de la Sierva de Dios, Maria Sara del Santísimo Sacramento, nuestra Fundadora (12). Esta fecha siempre ha sido para nuestra congregación un motivo de acción de gracias por el don de la vida de nuestra madre Fundadora y su camino de constante búsqueda de la voluntad de Dios a la cual respondió con una exquisita fidelidad.  Alrededor de esta celebración nos unimos con la comunidad del Noviciado, compartimos los momentos de oración del día y el almuerzo. 

 

Apreciamos estas oportunidades de hacer vida las enseñanzas de la madre María Sara, especialmente para renovar el amor a Dios manifestado en el amor fraterno en comunidad. Destacar sus cualidades de apertura a la gracia de Dios, docilidad a su Palabra,  alegría, sencillez, delicadeza en el trato, fe, humildad, caridad y una gran esperanza y confianza en Dios, se convierten para nosotras en una tarea y compromiso diario en fidelidad a Dios y al carisma recibido. 

Al finalizar la tarde como comunidad realizamos un acto de adoración a Jesús Eucaristía, fue un momento muy especial de encuentro personal con el Señor en el silencio de su presencia que fortalece y anima con su gracia.

Retiro Espiritual (27).  La hermana María Helena Alfonso, responsable de animar este día, nos ofreció una rica reflexión sobre la fidelidad a Dios, de la Sierva de Dios, María Sara del Santísimo Sacramento, nuestra Madre Fundadora.


El retiro se realizó en Villa Nazareth de Sasaima, junto con las Hermanas de esta Comunidad.


A través de la meditación en silencio, el compartir rico de la experiencia personal de encuentro con Dios, fuimos descubriendo otros elementos en los que la Sierva de Dios, le probó la fidelidad a Dios.

 

Nuestras Hermanas de la Comunidad de Villa Nazareth, nos enriquecieron con su testimonio y los aportes compartidos, fruto de la experiencia de fidelidad a Dios y al carisma.

 

  Este día estuvo animado con mucha creatividad, colmado de gran simbolismo del amor de Dios y de la fidelidad en la respuesta de nuestra parte. 

El acto mariano también fue acompañado de una ofrenda floral a la Santísima Virgen, a cuya intercesión acudimos para seguir dando una respuesta no solo perseverante, sino fiel, a la voluntad del Señor en nuestra vocación religiosa Dominicas de Nazareth. 


En cada uno de los misterios contemplados, dimos gracias por la fidelidad de María y por la fidelidad de la Sierva de Dios. 

Al finalizar la jornada de retiro, realizamos el propósito comunitario, en el que nos comprometimos a: Orar por la fidelidad de cada una de las hermanas de la comunidad local y manifestar un ambiente fraterno que favorezca la conciencia del amor de Dios hacia cada una. 

 

Para concluir esta experiencia de Retiro intercambiamos un detalle (regalo) para animarnos fraternalmente y animarnos en nuestro camino de respuesta a la vocación recibida.

Día de descanso comunitario (28). Un día de compartir fraterno y descanso en el que gozamos de un momento de recreación con nuestras hermanas mayores de la comunidad de Villa Nazareth.  Recibimos de nuestras hermanas un testimonio hermoso de la alegría de compartir, de reír, jugar y un sinfín de emociones que a la hora de recrearnos expresan la confianza de sentirnos hermanas, de sentirnos iguales. 

Para finalizar y expresar nuestro sentimiento de fraternidad y gratitud por los momentos compartidos, la hermana Fanny Aurora Parra, Directora de la comunidad de la Casa de Acogida, nos regaló un detalle el cual lo recibimos con gratitud. 

 

Gracias Señor Jesús por estos espacios que dinamizan y renuevan nuestra vida en el camino de respuesta vocacional. Cronista: Hermana Érica Carrillo González


Celebración fiesta del noviciado (05). En las horas de la tarde del sábado 04, llegó el grupo de Postulantes de Subachoque y Tibasosa.  En la noche nos ofrecieron un gran momento de alegría con la escenificación de un capítulo del programa “El Chavo del Ocho” y  una hermosa serenata en vísperas de la Fiesta del Noviciado.

El domingo 05, llegaron hermanas de diferentes comunidades locales: La Mesa, Fusagasugá, Villa Nazareth y Hogar San José – Sasaima, Col. Nazareth – Bosa, Amparo de Niñas – Bogotá, Postulantado Subachoque y Tibasosa, para acompañar y celebrar el don de la vida y vocación de nuestras hermanas novicias. 

Cada una de las comunidades responsables, hizo de este día, un momento lleno de sorpresas y detalles que demostraron el cariño fraterno y la gratitud a Dios por la respuesta vocacional de cada una de las hermanas novicias.  El día se distinguió por el compartir de alimentos muy exquisitos, la recreación, los regalos y la oración que durante todo el día hemos ofrecido por el don de la fidelidad de cada una.  Damos gracias a Dios por estos momentos de encuentro y celebración comunitaria que alientan nuestra respuesta personal y comunitaria.

Fiesta de San Luis Bertrán, O.P, Fiesta Patronal del Noviciado (09).  Siendo el día litúrgico de la fiesta de San Luis Bertrán, patrono de nuestro noviciado, ofrecimos nuestra plegaria por las hermanas novicias y la comunidad formadora.

La comunidad de la Casa de Acogida ofreció un delicioso almuerzo a toda la comunidad del noviciado y compartimos un momento fraterno.  En la tarde fuimos invitadas a compartir las onces en el Noviciado.  

Celebración del Cumpleaños Hna. María Amparo Pulido Rodríguez(10).   En horas de la noche del jueves, las dos comu-nidades de la Casa de Acogida y Noviciado, celebramos las vísperas del cumpleaños de la Hna. María Amparo Pulido.

Disfrutamos de un momento de recreación muy alegre, animada de forma muy creativa por las hermanas novicias a quienes agradecemos su disponibilidad para compartir los dones y cualidades artísticas y musicales que poseen. 

Todas disfrutamos de unas melodiosas canciones interpretadas por el grupo de novicias al tiempo compartimos unos deliciosos pasabocas. Celebrar el don de la vida de un miembro de la comunidad siempre ha sido una oportunidad de valorar el don y el regalo que Dios brinda a la comunidad en cada una de las hermanas. 

Pero algo muy inesperado pero realmente emocionante sucedió: hacia las nueve de la noche irrumpió en nuestro encuentro alegre y fraterno un grupo de mariachis, que llegaron para dar una serenata a nuestra festejada. 

Este detalle fue una sorpresa que la familia quiso dar a la Hermana María Amparo. 

Todas disfrutamos con hermosas melodías que realzan valores humanos como la vida, el amor, la amistad. La Hna. María Amparo gozo mucho de este momento y dio gracias por estos detalles.

En la Liturgia ofrecimos nuestra acción de gracias por el don de la vida de la HermanaMaría Amparo Pulido Rodríguez, por su testimonio de perseverancia y por la misión que Dios le ha permitido realizar en nuestra Congregación.

A medio día disfrutamos de un delicioso almuerzo y más tarde un apetitoso helado. Damos gracias a Dios porque todas estas celebraciones nos permiten la gracia de compartir con alegría el don de nuestra vida consagrada.

Encuentro fraterno y formativo de las Hermanas Directoras de la Curia General(18). En las horas de la mañana el Padre Bernardo Quintero, sacerdote Sulpiciano, hizo una reflexión sobre el perfil de una comunidad humana y cristiana; los peligros, retos y desafíos desde el camino de Emaús (Lc 24, 13-35), el camino de la fe como vocación y misión visto desde los profetas que se pusieron en camino, el camino de la fe en la vida religiosa sintetizado en estas tres palabras: fidelidad, fecundidad y felicidad.

Después en dos grupos se elaboró un perfil de la superiora desde las Constituciones y los escritos de la Madre Fundadora. Esta primera parte concluyó con la celebración eucarística y el almuerzo.

 

En la tarde la Hna. María Rita Suárez, presentó y explicó los parámetros a tener en cuenta en la elaboración del presupuesto del 2015, presupuesto que debe presentarse antes de finalizar noviembre. Agradecemos a nuestras Hermanas Rosalva Vargas Tirado, Vicaria General y Carmen María Yepes M. Superiora General, por su continuo acompañamiento y formación en la misión encomendada a las Hermanas animadoras de la vida espiritual y apostólica de cada comunidad local.

Encuentro de Hermanas Junioras de la Curia (26). En este encuentro participaron las 8 hermanas Junioras de la Curia, fue orientado por la Hna. Rosalva Vargas. Se desarrolló en un ambiente de mucha alegría y fraternidad.  El tema central de reflexión "Renacer a una vida religiosa mística y profética”. 

Además se realizó un trabajo grupal sobre cuál debe ser el perfil de una Hna. Juniora desde la pregunta: ¿Qué espera Dios, la Iglesia, la Congregación y cada una, de la religiosa? El trabajo del día fue muy significativo para el grupo de hermanas junioras, en cuanto a los momentos de oración, la reflexión, el compartir y la celebración el don de la vida de la Hna. Anabelly del Carmen Cadena.